Hay un vino que cierra la noche. Como dando la última puntada de lo que fue todo el día.

Muy a tu pesar o al mío, sin consultar si esto está bien o está mal, la noche se cierra y tu vida “útil” se va para seguramente repetirse un poco mañana.

No es lo mismo descender a los sótanos del sueño con la misma canción siempre.

Uno puede alterar ese destino trillado y ponerle una copita de vino al asunto.

Camino al Nevado, se llama este Malbec 2010, mendocino, de cuerpo untuoso y flores creciendo como hongos ya desde el descorche. Un vino diferente dentro de la territorialidad que plantea esta cepa.

Lluvia de mermelada / Sueños de Jalea/ Flashback de momentos hermosos, irrepetibles.

“ven a ver y al ver verás, yo con mi cuerpo te cubriré” suena una vez mas Luis Alberto entre las paredes de la casa  como un loop hermoso.

Te imaginas un loop de vino? Un día rojo rubí intenso, que lluevan besos como taninos, que nazcan de las piedras uvas y que la tierra explote de buenos vinos.

Cada vez que pruebo un vino que me gusta siento que falta mucho por andar, como si quisieras escuchar la discografía de Spinetta desde cero y estés por comenzar sin saber por dónde.

Camino al nevado es un vino hecho por el enólogo Oscar Zalasar, tiene color Malbec, frutas Malbec, y una cartera de descriptores aromáticos interesantes. Redondo, de un final very long y para nada unplugged de taninos, Camino al nevado, el recomendado de la semana.

 

Nicolás Visnevetsky

Camino al nevado 2010 / Malbec / Finca El Nevado / San Rafael Mendoza

En Nqn: www.labarricanqn.com.ar